Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Se necesitan expertos en TI en los Comités Directivos

Business-IT-alignmentLos expertos recomiendan cada vez con más énfasis a las empresas, que pongan más profesionales con experiencia en tecnologías de la información en sus Comités Directivos, si quieren transformar con éxito sus organizaciones.

Publicado por Katie Kuehner-Hebert el 06 de octubre 2015 en “Chief Executive”

Jean-Louis Bravard, presidente de DotLondon e inversor en varias empresas europeas y estadounidenses de tecnología, escribió el mes pasado en la Harvard Business Review que percibe una gran brecha entre la experiencia de los directores no ejecutivos y la que es necesaria “para desafiar y apoyar a los presidentes y a los CEOs en su búsqueda por traer la mejor tecnología para sus negocios “.

“Los directores ejecutivos suelen seleccionarse por sus cualidades de liderazgo; a menudo tienen una buena experiencia general de gestión … pero carecen de conocimientos especializados de tipo tecnológico” comenta Bravard.

La necesidad de tales conocimientos es cada vez más crítica, ya que las empresas tienen que actualizar tecnologías obsoletas. “Sólo un esfuerzo de varios años, impulsado y patrocinado por la alta dirección podría asegurar una transformación responsable de las TI”, escribe Bravard. “Pero sin experiencia en TI a nivel directivo, ¿cómo puede una Junta Directiva tomar una decisión informada y, lo que es más importante, supervisar hasta el final el proyecto para su implantación, adaptando el diseño de la transformación en el curso de los años de forma tal que sea posible aprovechar rápidamente los cambios en la tecnología y en el comportamiento del consumidor? ”

Bravard recomienda que las empresas recluten jóvenes emprendedores “techie” que podrían “educar rápidamente a la alta dirección” y que deberían rotar, idealmente, al menos cada dos años. La Junta Directiva no debe depender exclusivamente de asesores que habitualmente dan recomendaciones demasiado genéricas, lo que lleva “al predominio del mínimo común denominador”.

Las empresas también deben estar dispuestas a renunciar por completo a su tecnología heredada e invertir en una transformación tecnológica más eficaz, en lugar de superponer “capas de tecnología antigua encima de tecnología todavía más antigua, de poner lo malo encima de lo peor”, afirma Bravard. Por ejemplo, “…la Alta Dirección debería ser informada periódicamente sobre las últimas amenazas cibernéticas, sobre todo por lo que respecta a las nuevas tecnologías que introducen en sus organizaciones.”

Los profesionales con experiencia en TI deberían trabajar en los comités de riesgo y en los comités de auditoría, tal y como Lawrence J. Trautman y Kara Altenbaumer-Price expusieron en su artículo de 2011, “La responsabilidad de la Junta Directiva en el gobierno de la tecnología de la información”, publicado en la John Marshall Journal of Computer & Information Law.

El contar con esa experiencia en TI en las Juntas Directivas podría “contribuir a evitar y hacer frente a las costosas demandas privadas y de los organismos regulatorios relacionadas con los asuntos cibernéticos a los que cada vez se enfrentan más las empresas”, escribieron esos autores, señalando también que “el desafío al que se enfrenta la alta dirección para gestionar los riesgos de las TI son la vigilancia continua y el reconocimiento de la naturaleza de misión crítica de la tecnología de información para la empresa “.

Según Kim Nash, jefe de redacción de la revista CIO, las empresas deberían incluir más Directores de Informática y expertos en TI en sus Comités de Dirección. “Los productos basados en las TI son el futuro de los negocios y la alta dirección que tiene el corazón de las empresas en sus manos, tiene que entender de estos temas” afirma Nash.

Nash cita a Linda Hodges, Directora de TI en la empresa de reclutamiento Witt / Kieffer, que declaró a Nash que aunque los CIOs corporativos pueden presentar información a la Junta, muchas veces eso no es suficiente para tomar los tipos de decisiones que pueden hacer tener éxito o fracasar las transformaciones organizativas. “A veces se les pide a las Juntas que aprueben compras e iniciativas tecnologicas, pero si no hay miembros en las mismas que entiendan las TI, esas decisiones se estarán tomando en el vacío”, dijo Hodges.